Plástico hecho de plantas

Nuestra caja está hecha 74% de recursos renovables, materiales que vuelven a crecer. Adicionalmente, para reducir aún más el nivel de emisiones de gases de efecto invernadero en toda nuestra producción, promovemos que el plástico de AGUA EN CAJA sea derivado de plantas como lo es la caña de azúcar que incorporamos en las tapas.

¿Cómo se fabrica actualmente el plástico?

Está hecho de petróleo. Sí, lo mismo que ponemos en nuestros autos. El petróleo es un combustible fósil que tiene algunos inconvenientes. Probablemente hayas oído hablar del calentamiento global. El uso de combustibles fósiles para energía o plástico libera dióxido de carbono (CO2) al aire. Este CO2 contribuye al efecto invernadero, que aumenta el calentamiento global.

Agua eficiente

La caña de azúcar es una planta muy eficiente en agua. Recibe prácticamente toda el agua que necesita de la lluvia natural. Esto es genial porque no está desviando artificialmente el agua limpia de otro uso, y requiere menos energía.

Absorción de CO2

Las plantas absorben CO2 del aire a medida que crecen. Es la forma natural de luchar contra el efecto invernadero. La caña de azúcar es una de estas plantas. Se cosecha y vuelve a crecer, completamente, cada año, capturando más CO2 de la atmósfera. Debido a que se regenera, es un material renovable que nunca se agotará.

Libre de químicos

Al final del proceso de molienda, los molinos recolectan un líquido rico en nutrientes y lo usan como fertilizante natural para los cultivos de la próxima temporada. Prácticamente no se utiliza fertilizante químico en la siembra de caña de azúcar.

Cosecha

Los ingenios azucareros se encuentran en la misma ubicación que los campos que requieren poco espacio de transporte. Se tiene especial cuidado en dejar el exceso de paja en las tierras de cultivo cosechadas para que actúe como germinador natural para la cosecha del próximo año.

Azúcar y Etanol

La caña de azúcar se separa en dos productos útiles: azúcar comestible y una sustancia química llamada etanol, de la que hacemos nuestro plástico. Lo bueno de este proceso es que nos queda algo muy bueno: una pulpa muy útil que se llama "Bagazo".

El bagazo es biocombustible

El bagazo es tan especial porque es un biocombustible, una fuente de energía limpia y renovable, utilizada para impulsar todo el proceso de producción de azúcar, lo que reduce la necesidad de combustibles fósiles.

CREADO CON ❤️ EN COLOMBIA

© 2020 by AGUA EN CAJA